BALSA SALVAVIDAS: UTILIZACIÓN CORRECTA

La balsa salvavidas se ha convertido en un elemento muy eficaz para la supervivencia en caso de abandono de buque. Vamos a estudiar detenidamente su funcionamiento.

Estiba y zafa: La balsa salvavidas deberá ir estibada en cubierta sobre sus calzos o varadero y bien trincada siguiendo las instrucciones de la misma.

El contenedor o el paquete con la balsa se hace firme al varadero mediante cinchas de poliéster o llantas metálicas que provistas de un tensor de gancho se afirma al desprendimiento hidrostático firme en cubierta. Para la zafa voluntaria basta pisar la pestaña del desprendimiento y se libera la cinta. En caso de hundirse el barco con la balsa, cuando ésta esté a unos 3 metros de profundidad, la presión del agua actúa sobre el disparador y se libera la balsa saliendo a la superficie.

Manera de operar: En la parte exterior y lugar visible de la balsa hay dos empuñaduras, una roja y otra blanca. Ambas sirven para disparar el grifo de la botella de CO2 que hinchará la balsa en pocos instantes. Algunos tipos de balsas solamente llevan un sólo disparador.

1ª Maniobra.- Amarrar la empuñadura roja (para larga distancia) a la borda del barco.

2ª Maniobra.- Lanzar al agua la balsa con su envoltorio.

3ª Maniobra.- Recoger y templar el cabo que sujeta la balsa al barco.

4ª Maniobra.- Dar un fuerte tirón; se notará que la balsa, al tiempo de hincharse, sale de su envoltorio. Si esta operación se hace con lentitud, es que el tirón no ha sido lo suficiente fuerte para disparar el grifo de la botella de CO2. Puede darse un segundo tirón o más si es necesario.

5ª Maniobra.- >Acercar la balsa al costado del barco para ocuparla.

6ª Maniobra.- La última persona que vaya a embarcar deberá cortar el cabo que sujeta la balsa al barco que se hunde.

7ª Maniobra.- Alejarse del lugar del hundimiento para no ser arrastrados por el remolino.

Si por descuido o imposibilidad, el paquete se hbiese lanzado al agua sin haber amarrado el puño rojo, habrá que emplear el blanco (corta distancia). Echarse al agua, recuperar el puño blanco y apoyando los pies contra el contenedor dar un fuerte tirón del mismo. Idénticamente la balsa se hinchará.

(para más información ver el PATRON DE YATE, de J.B.Costa).

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *